DeportesDestacadosLocales

Junior: agonía, desesperación e incertidumbre

Junior de Barranquilla venció 0-1 a Libertad de Paraguay, en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Sudamericana 2021. Pero el resultado no fue suficiente y se quedó sin la otra mitad de la gloria. El global quedó 4-4, pero el ‘gumarelo’ avanzó por haber ganado 3-4 de visitante.

Los resultados del equipo “miuras” en la era de Luis Amaranto Perea no son muy alentadores ni en la liga local y menos a nivel internacional. Demostró que se necesita suerte para estar vinculado en poco tiempo a un equipo grande.

“Si nos han eliminado siete veces, es porque lo hemos clasificado siete veces, todo depende de cómo se vea. Entiendo que la gente esté molesta. El fútbol colombiano está pasando por una racha negativa y estamos haciendo todo por mejorarla, hemos vivido estas situaciones incómodas pero por algo hemos llegado”, Aseguró el estratega tras finalizar el compromiso ante Libertad.

Si bien es cierto que los jugadores han fallado en su rendimiento dentro del terreno de juego y han tenido que sortear las adversidades físicas, las decisiones tomadas en los diferentes torneos han llevado al conjunto rojiblanco al fracaso.

Desde que el ex asistente de Julio Avelino Comesaña quedó en el banquillo tiburón de manera oficial ante la dimisión del colombo-uruguayo, ha sido eliminado de dos Ligas Colombianas, dos Copas Libertadores, dos Copas Sudamericanas y una Copa Colombia.

Hoy, los directivos del plantel han sido cautelosos en tomar decisiones y han preferido hacer un análisis deportivo a nivel en la nómina. Tienen jugadores que permiten luchar un certamen, pero carece de liderazgo en defensa, creatividad en el ataque y efectividad para los goles.

En este segundo semestre se evidencia aún más las falencias anteriormente señaladas. Se solicitó la presencia Cristian Martínez Borja que venía de ser goleador de la Liga de Quito, con la esperanza de remplazar a Miguel Ángel Borja y a Teófilo Gutiérrez, pero con Junior, hasta el momento no ha mostrado el hambre de gol.

A lo anterior, le sumamos las intermitencia de Luis “Cariaco” Gonzales, la decepción del rendimiento de Fabián Sambueza y las irresponsabilidades de Luis “el chino “Sandoval y Gabriel fuentes.

Como punto a favor, Perea está descubriendo nuevos talentos en las divisiones inferiores, pero le hace reforzar la parte mental de ciertos jugadores. Todo esto, nos lleva a pregunta: ¿Qué sería lo mejor para junior? ¿Dejar a Luis Amaranto, o ir buscando con detenimiento un técnico que imprima jerarquía, temperamento, autoridad?

Por ahora, debido a la pandemia sería difícil para los directivos, rescindir del actual técnico, eso implicaría una indemnización o llegar a un acuerdo mutuo, conforme a la situación que atraviesa el país, el tema económico no es fácil.

La debacle juniorista, es una situación compartida, y antes de salir de varios jugadores, la cuerda se podía reventar por el lado más flojo. El tiempo y las oportunidades se le esfuman al técnico de turbo, que lamentablemente no prende ni despega.

Por: Mary Sánchez

editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts