Deportes

Zambrano no conoce el miedo

“No le tengo miedo a nada ni a nadie pues todos somos seres humanos, tenemos cualidades y para mí el escenario no es importante. No voy a correr con la tribuna ni con otro sino conmigo mismo”. Así, contundente, sin temores pero con la convicción que todos llegan a ganar, vive el subcampeón mundial de los 400 metros, Anthony Zambrano, los días previos a su participación en los Olímpicos de Tokio.

Estaba recorriendo la Villa, reconociendo la sede de Colombia y compartiendo con varios de los atletas que ya se encuentran instalados en el edificio asignado a la delegación colombiana.

“Ya estamos aquí en Tokio y mi meta y mis objetivos son precisos, hacer todo lo posible en los 400 metros y luego con mis compañeros en el relevo de 4 x 400. Quiero ser finalista y luego lo que Dios me dé, lo que merezco, más allá o más acá y luchar por un cupo en la final del relevo”, aseguró el medallista dorado de Lima en los Panamericanos 2019.

“Entrenamos para salir adelante y eso es lo que hacemos en todas las grandes competencias, en la Liga de Diamante y en los diferentes toures alrededor del mundo y esos resultados allá son los que dan confianza para llegar aquí, aparte del entrenamiento”, dijo el velocista que buscará ascender al podio en estos los llamados Juegos de la Pandemia.

La pista la abren como el 25 o el 26 y solo hasta ese momento podrá ir a tener el primer contacto con ella.

Zambrano tiene bien claro su propósito este año: “Siempre llegar a la final es el gran objetivo y luego lo que Dios quiera, una medalla, un cuarto o quinto lugar, todo lo agradezco pues todo esta escrito. Hay que tener en cuenta que aquí todos vienen a correr y quieren ganar, nadie quiere perder”.

En los Juegos Olímpicos de Rio 2016, Anthony participó en la prueba de relevo masculino de 4×400.

El 2019 durante los Juegos Panamericanos de Lima 2019, se colgó la medalla de oro en los 400 metros planos y en los 4×400 metros relevos, junto con Jhon Solís, Diego Palomeque y Jhon Perlaza, el cuarteto de jóvenes que ilusionaba a Colombia con un renacer del deporte de velocidad.

La buena racha del deportista no acabó ahí, pues Doha 2019 se convirtió en su objetivo principal. En el Mundial de Atletismo, el guajiro de nacimiento, pero barranquillero de corazón clasificó a la semifinal en tercer lugar con un tiempo de 45.93 segundos, en la segunda fase de la competencia consiguió el pase a la final con 44.55 segundos, dejando así una nueva marca nacional, ya para la final, Zambrano dejó claro qué era dejar la piel de un colombiano en la pista y con un tiempo de 44.15 segundos no solo superó su propia marca, sino puso su firma en la nueva marca suramericana.

El colombiano logró colgarse la medalla de plata en los 400 metros masculino, convirtiéndose así en el primer colombiano en la historia de esta competencia en ganar una medalla, siendo superado únicamente por el bahameño Steven Gardiner.

Con sus 22 años de edad, es el máximo representante y referente del atletismo en Colombia y una de las piezas clave para los Juegos. No le inquieta cuando le hablan de los campeones mundiales nacidos en Jamaica o de las grandes competencias americanas, su objetivo es fijo y su mirada frívola lo hace acreedor de una personalidad única.

No llega a Tokio sólo a participar sino con la experiencia de unos Olímpicos, un sudamericano, un panamericano y un subcampeonato mundial, espera estar en la final y darle una alegría a su país.

Zambrano compitió en la categoría 4×400 metros relevos en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Fue finalista en la categoría de 400 metros en el Torneo Mundial Juvenil de 2015 en Cali, Colombia. En 2019 obtuvo la medalla dorada en la categoría de 400 metros en los Juegos Panamericanos de 2019 en Lima. En los mismos juegos nuevamente consiguió el oro, esta vez en la categoría 4×400 metros relevos.

Por: Mary Sánchez

Apoyo en Tokio (PRENSA COC- ACORD)

editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts