Deportes

“Ellos saben por qué están aquí”

Al ver a la selección Colombia de levantamiento de pesas, solo podemos hacernos una idea de cuán fuertes son nuestros deportistas.

Básicamente,  el deporte consiste en levantar la mayor cantidad de peso posible, algunos llegan a levantar hasta más de 90 kilogramos de hierro fundido en poliuretano,  pero eso no es comparado con la gran fuerza mental que debía tener la delegación para llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
Siendo las 11:00 am del 14 de julio en Japón, 9:00 de la noche del 13 de julio en Colombia, el seleccionador del combinado nacional de halterofilia, Luis Arrieta Landero, se encuentra finalizando la sesión de entrenamiento. Ha logrado superar el obstáculo del cambio de horario.
“Tenemos una semana de estar acá en la ciudad de Kaso a dos horas de Tokio, para nosotros lo más difícil siempre es adaptarnos al horario, son 14 horas de diferencia que tenemos con Colombia”, aseguró el entrenador soledeño en diálogo con PRENSA NEWS.
La preparación de los seleccionados de la disciplina,  podría describirse como una preparación de fe. Mientras que otras modalidades deportivas estaban completamente seguros que sus atletas competirán en las justas que iniciarán este 23 de julio, levantamiento de pesas estaba clasificado pero sin saber si tendría la posibilidad de ir. Fue una preparación a ciegas.
“Fue algo bastante difícil para todos, para la parte técnica,  administrativa y para los deportistas sobre todo. Había momentos en que los atletas se preguntaban para que entrenaban si no tenían algo seguro, afortunadamente,  el presidente de la Federación siempre nos daba mensajes de aliento diciéndonos que estaba haciendo todo lo posible para la participación, pero fue bastante duro, debimos trabajar mucho la parte mental para no abandonar el sueño”, indicó.
Según comenta el entrenador, la preparación inició en ciudad de Cali. Luego un mes en República Dominicana preparándose para el campeonato panamericano. Ya con la confirmación que Mercedes Perez Tigreros sería la única dama de la delegación, mientras que Luis Javier Mosquera y Santiago Rodallega fueron los dos varones escogidos, ahora debían superar el reto del ingreso al país asiático.
“Es bastante duro. Cuando llegamos a Japón, el primer requisito era llevar dos pruebas, una realizada 90 horas antes y una 72 horas antes con un certificado en inglés y en japonés. Al aterrizar pasamos por un control anti covid, nos tomaron una muestra y teníamos que esperar los resultados. Fue filtro tras filtro, tanto en seguridad  como en los protocolos”, indicó
Para Arrieta Landero, fue el proceso más largo y difícil en un Aeropuerto, la gran novedad fue descargar 4 aplicaciones para llenar algunos datos y luego dirigirse al hotel para cumplir a cabalidad los estrictos protocolos de bioseguridad.
“Cada cuestionario arrojaba un código y en ese proceso se nos fueron aproximadamente 3 horas, desde que llegamos nos hacen pruebas diarias con saliva. Estamos en una habitación, no podemos salir del hotel, a duras penas se sale al pasillo a recoger la comida porque debemos consumirla en la habitación, tenemos cerca de 15 a 20 personas cuidándonos  en el hotel, tenemos intérpretes y los que nos acompaña al gimnasio. Los japoneses son muy atentos, organizados y disciplinados con todo este tema del Covid para hacer las actividades”, señaló.
Otro obstáculo que han logrado sortear ha sido la alimentación. Por causa de la boldenona, un esteroide usado por  los ganaderos para acelerar el crecimiento de los animales y aumentar la cantidad de carne producida, algunos deportistas de la disciplina se vieron afectados meses atrás en las pruebas antidoping. Los casos de boldenona trajeron como consecuencia la sanción y la incertidumbre de la participación de pesas en las olimpiadas.
Para evitar que la historia se vuelva a repetir el entrenador ha eliminado la carne del plan de alimentación antes y durante de las justas.
“Tenemos un menú especial, que muy amablemente la organización nos ha mostrado, tenemos para escoger y ya los pesistas se han acostumbrado. Desde la concentración en Colombia vienen comiendo pescado, cerdo, otro tipo de carne que no incluye la de res. Hasta el momento no hemos tenido ningún inconveniente con eso. En Japón hay muy buen pescado y los deportistas se han adaptado”, aseveró.
Por otro lado, ya se conoce el grupo en donde tendrán acción los colombianos. Se ha dividido en grupos A y B que estarán integrados por 14 atletas. A  la “tricolor” le corresponde el grupo A, competirán  en el Foro Internacional de Tokio.
El primero en competir será Luis Mosquera en los 67 kg el  domingo 25 de julio 19:50 – 22:00 (Horario Tokio). Luego Mercedes Perez representará a las damas en los 64 kg el martes 27 de julio 19:50 – 22:00 (Horario Tokio) y finalmente Santiago Rodallega cerrá la participación el  sábado 31 de julio 11:50 – 14:00 (Horario Tokio)
“Veo a los deportistas muy motivados, ellos saben porqué están aquí”, remarca.
En cuanto a la participación de la dama oriunda de Santa Marta y que pertenece al registro de Bolívar, el seleccionador confía en que Perez Tigreros dará la gran sorpresa en su tercera participación olímpica.
“La parte técnica y la federación tomamos la decisión de que era Mercedes Pérez la dama que venía. Mercedes es una competidora muy aguerrida, apasionada en lo que hace, en su competencia muestra lo que es ella y las posibilidades son grandes ya que la contrincante que tiene es la canadiense Sharon y  en muchas ocasiones Mercedes le ha ganado. Creo que en estas justas en Tokio podría dar la sorpresa y ubicarse en el podio para todo el país”, puntualizó.
Finalizada la participación de levantamiento de pesas, la delegación nacional de la disciplina tiene planeado el retorno a Colombia el 1 de agosto.
Por: Mary Sánchez
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts