Regionales

Duque ordenó intervenir Essmar para que no podamos darle agua a Santa Marta: Caicedo

El Gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, denunció la burda y arbitraria intervención de la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta -Essmar-, por parte de la Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño, ordenada por el Gobierno del presidente Iván Duque y por el Coronel Elkin Corredor, enviado desde Bogotá por el General Jorge Vargas con un piquete del Esmad y de la Policía.

Lo dicho por el Gobernador se dio durante una rueda de prensa en la que también participaron la Alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson; y la Gerente de la Essmar, Patricia Caicedo.

La Essmar es una empresa creada en el 2017, en el gobierno de Rafael Martínez luego que Carlos Caicedo, como Alcalde de la ciudad (en el periodo 2012-2015) iniciara una batalla para que el Distrito asumiera las operaciones del servicio de agua potable, después del nefasto servicio que por 27 años prestó Metroagua, la cual nunca fue intervenida por la Superservicios.

“No entendemos la intervención a la Essmar por la Superservicios porque habíamos logrado organizar una empresa pública que está adelantando estudios y diseños para el abastecimiento de agua potable, en lo cual no hemos contado con el presidente Duque, que en campaña se comprometió a resolver el problema”, manifestó el Gobernador.

ALCALDESA Y GERENTE DE LA ESSMAR DESMIENTEN A SUPERITENDENTE:

Lo dicho por el Gobernador fue ratificado por la Alcaldesa Johnson, quien también, destacó la labor que venía cumpliendo Patricia Caicedo al frente de la Essmar, desmintiendo, además, la desinformación dada por la Superintendencia.

“La Essmar mejoraba la prestación de servicios con inversiones. La misma Natasha Avendaño hace unos meses en la culminación de vigilancia especial nos dio las recomendaciones finales, que avalaban nuestro plan de acción para la Essmar. Quieren estancar el cambio, pero no cesáremos en avanzar en la solución definitiva al desabastecimiento de agua que ejecutamos la Alcaldía y la Gobernación para la Planta de El Curval”, apuntó la alcaldesa

LA ESSMAR AVANZABA A TODA MÁQUINA:

Patricia Caicedo reforzó lo manifestado por la Alcaldesa al informar cada una de las gestiones que venía adelantado: “Veníamos ampliando la red de acueducto y alcantarillado en más de 30 barrios y avanzando en la recuperación del colector pluvial Tamacá que tenía más de 30 años de deterioro. La idea es ampliar su capacidad para poder presentarselo a la Ciudadanía”.

“También le hicimos mantenimiento a la Ebar Norte y acabamos de hacerle intervención a 37 pozos para brindarle un mejor servicio a la comunidad, lo mismo a la planta de almacenamiento del Cerro de las Tres Cruces. Y financieramente estábamos procediendo conforme a la Ley, somos una empresa que no le debe ni un solo peso a sus trabajadores y contratistas porque financieramente somos sostenibles y hemos mejorado el recaudo”, dijo Patricia Caicedo.

La gerente de la Essmar cerró diciendo que “la ciudadanía debe saber que su empresa está ahora en manos de las mafias, que los recursos y proyectos que ya habíamos logrado para la solución definitiva del problema del agua están en riesgo de terminar en las campañas de los clanes”.

Precisamente, a ese mismo punto se refirió el Gobernador: “nos parece extraño y crea suspicacia que esta intervención se dé en pleno proceso de Ley de Garantías y en pleno proceso electoral. Es decir, esta empresa será seguramente, botín de los politiqueros”.

“Se trata de los mismos que fueron reinstalados en el Julio Méndez. La Superintendencia de Salud nos dio un zarpazo quitándonos en plena pandemia la capacidad resolutiva del tercer nivel. Ya antes le había quitado el manejo a la ciudad de la ESE Distrital”, agregó el gobernante.

Caicedo recordó a los medios de comunicación y a cientos de ciudadanos que “esta empresa es del orden distrital, pero la Gobernación estuvo acompañando con recursos compensatorios y el aporte que hacía Aguas del Magdalena en el Liderazgo de Consultoría para la solución de los estudios técnicos de nuevas fuentes con el objeto de que luego el Distrito con sus propios recursos, y no de la Nación, pudiera ejecutar la solución definitiva”.

DESMANES SON RESPONSABILIDAD DE DUQUE:

Señaló que “el Gobierno Duque-uribista no quiere que los gobiernos progresistas resuelvan el problema del abastecimiento, “lo que ellos no fueron capaces de hacer”.

El mandatario departamental también responsabilizó al Gobierno Nacional por la situación de orden público registrada a las afueras de la sede principal de la Essmar, cuando algunos agentes de la policía agredieron a funcionarios.

“Las personas que resulten y resultaron heridas en la alteración del orden son de directa responsabilidad del presidente Iván Duque”, concluyó el Gobernador Caicedo.

Finalmente, los gobernantes anunciaron que emprenderán acciones legales por el proceder violento de la Policía.