DestacadosLocales

Análisis: Andan como “Pedro por su casa”

En materia de seguridad ciudadana, el anuncio más reciente para Barranquilla da cuenta que con “articulación, acciones estratégicas y más pie de fuerza, el gobierno nacional y la administración distrital enfrentarán la criminalidad”. Y frente a lo dicho, la respuesta no se hizo esperar éste último fin de semana con otro robo a una joyería y un atraco a mano armada a clientes en la terraza de un negocio de comidas rápidas.

La delincuencia está a la vuelta de la esquina, esa es la cruda realidad en nuestras ciudades plagadas de jóvenes y otros no tanto que se mueven en moto, carros y hasta a pie, armados y dispuestos a “pelar” a quien camine por cualquier lugar, baje de un bus, esté comiendo en un establecimiento público, sentado en la terraza de su casa o en la tienda de la esquina. Ya es cosa del pasado las llamadas zonas rojas o lugares potencialmente peligrosos. Ahora cualquier sitio u horario resulta “propicio” para el accionar delictivo.

Frente a los anuncios, planes y programas que presentan las autoridades administrativas y de Policía, la reiterada inquietud en boca de la gente es qué tan efectivo resultan frente a la creciente percepción de inseguridad en las calles. Y si vamos un poco más allá, si son o no los resultados directamente proporcionales a la  millonaria inversión que se hace – por ejemplo para el caso de ciudades como Barranquilla – en la tecnología drónica o el muy publicitado helicóptero ‘Halcón Verde’ de la Policía que sugieren una mayor vigilancia y capacidad de reacción desde el aire para coordinar acciones efectivas en tierra.

Pero mientras algo pasa, y aunque parezca exagerado, no dar papaya parece la única alternativa para el ciudadano indefenso: no utilice su celular en la calle o evite llevarlo a sitios y establecimientos públicos, mejor utilice dinero plástico y mantenga los ojos y oídos bien atentos porque los que “pelan” no dan aviso y andan como Pedro por su casa.

Tras un consejo de seguridad hace 24 horas en Barranquilla, el propio Presidente Iván Duque dijo: “Lo que queremos es, con hechos, producir resultados”. Sí, son precisamente resultados en materia de seguridad ciudadana los que se reclaman y esperan en nuestras ciudades: Pasar del dicho al hecho, de los anuncios a las acciones efectivas y que recobremos progresivamente – y de una vez por todas –  la tranquilidad en las calles, la esquina, el bus urbano, las terrazas, los parques, negocios…

Otro asunto no menos preocupante es la reacción ciudadana frente a la desconfianza en las autoridades y la ineficacia de la justicia. Entonces optar por linchamientos y agresiones al delincuente agarrado con las manos en la masa, se ha convertido en algo cotidiano, pero de ninguna manera justificable cuando es potestad del Estado y sus autoridades el impartir justicia, portar las armas y garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Los videos que muestran robos, atracos y justicia por cuenta propia invaden día a día las redes sociales y se convierten es ese detonante social incontrolado frente a la grave situación de inseguridad generalizada que sigue siendo – en el fondo – un gran problema por atender efectivamente en  nuestras ciudades principales y otros poblados.

Por: Freddy Gutiérrez B.

Editor Editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
Editor Editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.