Políticas

Víctimas del conflicto armado denuncian que se quedaron sin tierras

Preocupados. Así están los miembros de 10 familias que pertenecen al colectivo de víctimas del conflicto armado de Marialabaja, quienes señalan que desde hace dos años arrendaron unas tierras para sembrar diferentes productos y con esto obtener ingresos. Sin embargo, hace una semana les dijeron que estas tierras tenían otros dueños, por lo que ahora quedaron “en el aire”.

“Nosotros somos víctimas del conflicto armado y ahora nos vulneran nuevamente nuestros derechos. Cuando hicimos los contratos de arriendo con el que era el dueño de las tierras, nos mostró las escrituras y título de posesión a su nombre, por eso accedimos a hacer los contratos”, explica Eljath Mendoza, líder del colectivo.

Y añadió: “A nosotros sí nos habían dicho que esas tierras tenían un lío jurídico que estaba en curso, pero al ver todos los documentos en orden, no dudamos en arrendarlas. Además, nosotros como víctimas aún no hemos recibido la indemnización del Estado, por eso con recursos propios decidimos comenzar a sembrar en estas siembras”.