Destacados

¿Volver a clases presenciales, una obligación o necesidad?

La Resolución 777, expedida por el Gobierno Colombiano, que autoriza la reapertura de actividades presenciales en el país después de 15 meses de confinamiento regulado en virtud a la pandemia por Covid-19, no sólo le puso acelerador a la reactivación económica. También, ha puesto a “correr base” al sector educativo oficial frente a la necesidad u obligación de empujar el retorno a clases presenciales en colegios y universidades.

Precisamente, sobre esta situación, PRENSA NEWS formuló inquietudes a la secretaria Distrital de Educación en la ciudad de Barranquilla, Bibiana Rincón.

¿Qué hay planeado para la presencialidad educativa en Barranquilla desde el segundo semestre?

“Barranquilla viene preparándose desde el segundo semestre 2020 con todos los protocolos de bioseguridad para los colegios. Una vez recibidos los recursos del gobierno, se puso en la tarea y estamos haciendo algunas adecuaciones menores y creo que hemos atendido la norma y complacido los pedidos de los maestros, los colegios y construyendo el camino para regresar, que es el mandato del alcalde de la ciudad. Y por supuesto, ahora con la Resolución 777 el Gobierno Nacional nos da ese empuje o lineamiento final que necesitábamos y con todos los maestros y el sector educativo vacunado. Hemos sido también muy juiciosos en la implementación de los protocolos de bioseguridad y del mismo modo para informar a los padres, hablando con las familias y todos los que tenemos la intención de volver en el mes de julio”

¿Cuántos centros educativos están listos para el regreso a clases presenciales?

“En este momento tienen la intención de iniciar cerca de 90 instituciones y creo que ya tienen todas las condiciones y no tendrían razones para no regresar. En Barranquilla todas sus instituciones tienen agua y baños, sin embargo estamos construyendo más baños y dándole esas cosas para optimizar todo. Nos faltan algunas cosas de infraestructura, sí pero estamos en la tarea y creo que no hay nada que impida regresar. Así que ahora es ya la disposición de los maestros, de las familias y de todos para regresar.

Creo que es ponerse la mano en el corazón. Hacen falta cosas y hay deudas históricas, sí pero creo que no es momento de cobrarlas. Es el momento de aunar esfuerzos y ganas para regresar. El alcalde siempre ha puesto como prioridad todo el tema de educación para que regresen.

Definitivamente los niños no pueden seguir en la casa: aumenta la violencia y los embarazos en adolescentes. Además, hemos tenido nueve suicidios de jóvenes y eso de verdad que es preocupante.

Todos los países han encontrado ese camino para regresar y, de verdad, yo no encuentro o no niego que siempre faltan cosas pero creo que las condiciones están dadas para regresar”.

¿Cómo va el plan de vacunación a los docentes?

“Ahora la prioridad en la vacunación son los maestros y todo el personal del aseo, vigilancia, manipuladoras…Todo el personal que tiene que ver con el sector educativo estará con las dos vacunas antes de entrar.

Todas las esperanzas están en el buen juicio de cada persona. Es el momento de tener juicio individual frente al colectivo. Está puesta la esperanza y la disposición”, de acuerdo con la funcionaria.

Y frente a estas precisiones de la secretaria de Educación, PRENSA NEWS consultó también la opinión de los educadores en Barranquilla, asociados en ADEBA. Esto respondió su presidente José Jiménez.

“ADEBA, desde el mes de febrero, le hizo un derecho de petición a la secretaría de Educación para mirar como iniciábamos una presencialidad gradual y segura en el segundo semestre. Es decir, nos adelantamos. Pero como gremio pedimos no solamente la vacunación masiva de los maestros, sino también la seguridad de nuestros niños, jóvenes y sus familias. Esa son las garantías que nosotros estamos pidiendo y que se cumplan las mismas normas establecidas por el gobierno para recibir al 100 % de los estudiantes – como el distanciamiento de un metro entre las sillas – y nuestras aulas no tienen los espacios adecuados”.

¿Si un aula de clases para 40 niños, solamente tendrá capacidad para recibir 20, cómo se hará con los otros 20 niños que no puedan asistir?

El maestro quiere cumplir su jornada laboral dentro del colegio. No se comprenderá que el maestro cumpla sus ocho horas presenciales en el colegio y luego se siente en su casa en un computar a dedicarse a los otros niños. El gobierno tiene que dar la solución.

La OMS exige que las aulas tengan buena ventilación, eso es lo que estamos pidiendo y la implementación de los lavaderos de mano y también que se le entregue tapaboca a nuestros estudiantes que son de escasos recursos. Un padre hoy no tiene tres mil pesos para un tapaboca.

Insisto: los maestros somos los primeros en querer volver pero tiene que ser con todas las garantías.

Por: Freddy Gutiérrez B.

editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts