DeportesDestacados

Un estandarte llamado Elias Chegwin

Hoy hemos dejado de lado temas de singular interés, para aprovechar que se reabren las puertas del Estadio Romelio Martínez, como mi excusa para decir: “Barranquillero que se respete sabe quién es Elias Chegwin”

Elias Chegwin (Q.E.P.D) heroico y con un sentido casi japonés del patriotismo, se apoderaba de la pista atlética del estadio Romelio Martínez.

En cada partido de “Los Tiburones”,  entonaba el himno de Barranquilla con tanta fuerza que hasta los visitantes querían ser “Curramberos”.

“fue impresionante ver a un hombre mayor de aproximadamente 60 años con unos pulmones de acero. Veía como corría hondeando la bandera de Barranquilla y gritando ¡Junior! Nosotros nos inspirábamos en ese gesto para salir a jugar” afirma Jesús “Toto” Rubio, campeón con Junior 1977 y 1980”.

No ha habido otro barranquillero como él. Su fuerza, hacían vibrar el estadio desde que entonaba “Barranquillera, procera e inmortal”.

Era justo y necesario mirar rápidamente el pasado, pues muchos jóvenes desconocen la fuerza del que tuvo la misión única de servir a la causa social y deportiva.

Por: Mary Sánchez

editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts