Deportes

Un cierre inolvidable con broche de oro

En 1992, el taekwondista cienaguero de 22 años, Juan Carlos Benavides, había logrado la única medalla de oro de la delegación del departamento en los Juegos Nacionales de aquel año.

“Lograr esa medalla es de las cosas más hermosas que me ha pasado en la vida”, señaló Juan Carlos Benavides en diálogo con PRENSA NEWS.

Santa Marta había sido escogida como una de las sedes de esas justas junto a Barranquilla y Cartagena.

A las 4 pm de aquel 27 de mayo de 1992, la afición se concentró en el Coliseo Mayor de la Villa Olímpica (Santa Marta). Taekwondo era la disciplina encargada de cerrar el evento. La tensión podía sentirse en el ambiente debido a que Magdalena solo había conseguido durante todo el campeonato 3 preseas de bronce.

A las 5 pm inició el primer combate de Benavides.

“A esa hora fue mi primer combate, fue contra Bogotá, era un muchacho más alto que yo pero gracias a la preparación del profesor Mario Lora pude pasar a la siguiente ronda. Luego pasé a enfrentarme con el hoy presidente de la Liga del Atlántico, Nelson Morales, uno de los mejores en esa categoría. Fue durísimo, pero con ese combate ya habíamos asegurado plata”, comentó.

Mientras el sonido de la tambora alegre y el llamador retumbaban en el escenario, Magdalena enfrentaba a Boyacá.

“Mientras en la grada bailaban yo estaba abajo dándome patadas con Boyacá. Era el favorito por ser en varias ocasiones campeón nacional, pero con inteligencia y tranquilidad se marcaron los puntos necesarios para lograr ser campeón y ganar la única medalla de oro para el Magdalena en los juegos nacionales de 1992. Lo recuerdo como si fuese ayer, 11 de la noche, martes 27 mayo, justo en el cierre”, recordó.

El cierre con broche de oro fue por lo alto. Fue cargado en hombros por los amigos que llegaron desde ciénaga para verlo de principio a fin.

Aquel triunfo lo ubicó como uno de los 100 mejores deportistas a nivel nacional, las puertas le fueron abiertas en la Universidad del Magdalena en donde era entrenador en simultáneo a sus estudios como ingeniero agrónomo.

Hoy día, con 52 años, es docente de matemáticas en la institución educativa departamental San Juan Bautista en El Retén, Magdalena. En honor a su maestro fallecido, Mario Lora, continúa con el legado de la enseñanza de las artes marciales en su tierra natal.

“El deporte fue lo que me ayudó a salir adelante, por eso invito a todos los muchachos a que se unan a la práctica”, puntualizó.

Por: Mary Sánchez

editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts