DestacadosLocales

Transmetro: presente y futuro del sistema de transporte de Barranquilla

Frente a la inestable operatividad e incierta sostenibilidad de Transmetro, sistema masivo de transporte de Barranquilla, Prensa News consultó la opinión de un experto a fin de encontrar explicaciones y ofrecer información más imparcial de cara al presente y futuro de este servicio que cuenta con una flota de 284 buses, utiliza dos troncales, 15 estaciones intermedias en troncales y ofrece un total 34 rutas entre trocales, alimentadoras, de refuerzo y expresas, alcanzando a movilizar entre los años 2010 y 2021 algo más de 340 millones 600 mil usuarios.

Consultamos al Ingeniero Julián Arellana, Profesor Asociado del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad del Norte, Ingeniero Civil de la Universidad del Norte, Doctor y Magister en Ciencias de la Ingeniería con énfasis en ingeniería de transporte, de la Pontificia Universidad Católica de Chile y quien ha liderado diversos proyectos de investigación y consultoría en transporte en diferentes países de Latinoamérica, siendo además miembro de la Red Académica de Movilidad de Colombia, la Sociedad Panamericana de Investigación en Transporte y Logística, y la International Network for Transport and Accessibility in Low-Income Communities para Latinoamerica (INTALINC-LAC) e investigador Senior según Minciencias y coautor de más de 40 artículos de investigación publicados en revistas científicas, siendo sus áreas de interés  la modelación de sistemas de transporte, la planificación de transporte y la economía de transporte, entre otras.

Prensa News: ¿Qué análisis hace usted sobre la actual crisis económica que afecta la operación del sistema Trasmetro?

Ing. Julián Arellana: La actual crisis del sistema no es producto sólo de la pandemia sino que ya estos sistemas venían arrastrando una inestabilidad financiera. Esta inestabilidad está asociada a varias razones. Primero, a problemas de diseño, implementación y control. En pocas palabras, el sistema fue planificado con una expectativa de transportar un mayor número de pasajeros pero que no se cumplió por la forma cómo fue implementado el sistema, porque operaba con competencia de otros sistemas, lo cual no se controló, y también porque en el tiempo no se cumplió con la forma que el sistema debía crecer dada la demanda más baja que estaba transportando. Segundo, porque hay que entender que la fuente de ingresos del sistema es principalmente la tarifa. Al haber una demanda más baja de pasajeros pues hay menores ingresos y los costos siguen siendo casi los mismos.  Antes de pandemia, el sistema ya necesitaba un fondo de estabilización tarifario para poder operar, el cual era alimentado por el Transporte Público Convencional y por la baja de demanda general por pandemia, este fondo dejó de ser alimentado. Adicionalmente, los sistemas transportaron menos pasajeros, sus ingresos disminuyeron y no así sus costos. Todo lo anterior contribuyó a la crisis actual.

PN: ¿Cuál considera es el mayor cuello de botella en la búsqueda de salidas a esta crisis?

JA: Creo que es un tema de voluntades donde todos los implicados deben aportar su granito de arena, considerando que el transporte público es un servicio esencial. Las autoridades locales desde Barranquilla han hecho algunos aportes extra, que incluso no se han dado en otros sistemas, pero no solo debe existir voluntad de su parte. Debe existir mayor control sobre la competencia y los operadores también poner de su parte para que el servicio pueda seguir ofreciéndose. Incluso, las autoridades locales de Soledad (desde donde se moviliza gran número de personas en el sistema) y el Gobierno Nacional deberían contribuir a la viabilidad del sistema en estos tiempos.

PN: ¿Cuál podría ser la fórmula para superar esta crisis?

JA: No es nuevo ni un secreto que la mayor parte de los sistemas de transporte público a nivel global, por ser un servicio esencial, son subsidiados para garantizar su operación. Es posible también explorar otras fuentes de financiación para el sistema, las cuales en otras ciudades hacen vía cobros de estacionamiento, cobros por congestión, etc.

PN: ¿Transmetro es viable o inviable financieramente?

JA: No hay que satanizar Transmetro. La mayoría de los sistemas de transporte público masivo a nivel global requieren subsidios y financiación para garantizar su adecuada operación. Estos subsidios y financiación externa se justifican por el rol social que cumplen y por la eficiencia del transporte público en términos de equidad, ambientales, de uso del espacio, etc.

PN: ¿Cree que el asunto va más allá de lo económico?

JA: Si, es un tema de compromisos y voluntades de todos los actores.

PN: ¿Cuál cree usted que deba ser la gran apuesta de ciudad para ofrecer y garantizar un adecuado y eficiente sistema de transporte masivo de pasajeros?

JA: Considerando que actualmente en el área metropolitana de Barranquilla cerca del 30% de los viajes se hacen en transporte público y también el 30% en modos de transporte activo (bicicleta y caminata), debemos evolucionar a un sistema integrado de transporte público, una ciudad más caminable y amigable con la bicicleta, planificado bajo el concepto DOT (Desarrollo Orientado al Transporte). Dentro de este enfoque, la prioridad de los modos de transporte dentro de una ciudad se debe realizar considerando la famosa pirámide invertida de la movilidad y se usan mecanismos de gestión para promover y financiar el uso de estos modos.

Por: Freddy Gutiérrez B.

Editor Editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
Editor Editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.