DestacadosLocales

¿Qué hacer con las Covid-fiestas en Barranquilla y Atlántico?

“Porque las conductas, como las enfermedades, se contagian de unos a otros”. Así lo planteó el célebre filósofo Francis Bacon, en una de sus célebres frases que no se alejan de la realidad en la que viven los seres humanos de hoy por la pandemia del Covid-19.

Los comportamientos irregulares y la falta de conciencia son una constante. “No me acordaba que había toque de queda”, es una de las expresiones más esbozadas por quienes recurren a las fiestas clandestinas e infringen la ley.

Eso lo tiene claro el coronel Hugo Molano Losada, comandante del departamento de Policía del Atlántico, quien precisó que durante este fin de semana se impusieron 453 comparendos y se intervinieron 68 fiestas clandestinas, donde se presentaron 37 riñas.

Molano, en diálogo con PRENSA NEWS, también indicó que en el municipio de Sabanalarga es donde mayor cantidad de comparendos se han impuesto por la realización de las Covid- fiestas.

“Las zonas donde se presentan mayores casos dependen de la tasa poblacional, en este caso en Sabanalarga es donde más comparendo se han impuesto. Luego le sigue Baranoa, Sabanagrande, Santo Tomás y Palmar de Varela”, dijo el coronel Molano, quien sostuvo que en lo que va corrido del año se han impuesto 3106 comparendos en el departamento.

De igual forma, destacó las acciones que viene realizando la policía del Atlántico para desmantelar y contrarrestar este tipo de fiestas ilegales en las distintas zonas del departamento.

“Nosotros impulsamos las caravanas por la vida, donde se hace perifoneo en todos los municipios, invitando a la comunidad a acatar los decretos y las ordenes que da el gobierno, en este caso la Gobernación del Atlántico. Estos perifoneos se hacen en los vehículos institucionales para ir recordando los horarios de toque de queda”, resaltó el oficial.

Las Covid-fiestas vistas desde la psicología

PRENSA NEWS conversó con la psicóloga clínica Karen Villacob, quien, desde su punto de vista, destacó por qué las personas cometen este tipo de comportamientos sin medir las consecuencias de contagio por el virus.

“Estos comportamientos incurren en el tipo de percepción que las personas tienen sobre el mismo virus, es decir, hay personas que esta enfermedad no les ha tocado directamente y otras que estuvieron expuestas pero que no les paso nada. Entonces bien, aún siguen sin creer que esto es un virus que puede tener consecuencias letales”, explicó.

Asimismo, precisó que “aquello que no recibe consecuencia o castigo, termina siendo reforzante, por lo que el comportamiento de la persona se vuelve recurrente y desmedido, en este caso las que asisten y realizan las Covid-fiestas”.

Por: Liz Castelar

editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts