Políticas

¿Qué esperar del encuentro entre los presidentes Petro y Maduro?

Este 1 de noviembre se dará el primer encuentro entre los presidentes de Colombia, Gustavo Petro, y de Venezuela, Nicolás Maduro, en el Palacio de Miraflores en Caracas, encuentro que se dará después de casi tres meses de posesionado el Gobierno Petro. 

Desde la Casa de Nariño se conoció que la reunión se venía concertando en los últimos días, esto después de que el presidente Petro participara en el diálogo regional vinculante de Cúcuta, y asegurara que tendría que hablar con el presidente Maduro para abordar temas como el paso ilegal en las fronteras.

“Vamos a hacer cambios de este lado, y voy a solicitar cambios de ese lado, a que va a hablar con Maduro, pues sí tocó hablar con Maduro porque esta frontera es para la gente, no para las mafias”, afirmó el presidente Petro el pasado 27 de octubre.

La Presidencia de Colombia confirmó que el presidente Petro se trasladará al vecino país a participar en un almuerzo ofrecido por el Gobierno venezolano.

“Los temas a tratar en el encuentro de los mandatarios serán la relación bilateral entre ambos países, la reapertura de fronteras y el reingreso de Venezuela al sistema interamericano de derechos humanos”, informó la Casa de Nariño.

Se estima que el presidente Petro esté acompañado por el canciller de Colombia, Álvaro Leyva; el embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti; el ministro de Comercio, Germán Umaña, entre otros.

“El encuentro hace parte del liderazgo del presidente Gustavo Petro para impulsar la economía de la región y socializar su agenda a favor de los intereses del bloque latinoamericano y la protección de la Amazonía, y como parte de las reuniones preliminares a la COP 27”, informó la Presidencia.

La última vez que el presidente Maduro se reunió con un presidente colombiano fue con el expresidente Juan Manuel Santos, en agosto del año 2016, para reabrir las fronteras entre ambos países de una manera controlada, ordenada y gradual.

Ese fue el último encuentro debido a que, en el 2017, el mismo expresidente Santos aseguró que los comicios de la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela de ese año se desarrollaron sin democracia debido a que no participó la oposición venezolana en las elecciones.

¿QUÉ EXPECTATIVAS PUEDE GENERAR EL ENCUENTRO PRESIDENCIAL?

Desde el restablecimiento de las relaciones entre Colombia y Venezuela se estimaba la proximidad del encuentro presidencial que consolidará el comienzo de un proceso de restablecimiento en diferentes áreas bilaterales.

Para Ronald Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, la reunión genera alta expectativa debido a que el rompimiento de las relaciones ha deteriorado la relación entre Colombia y Venezuela afectando principalmente a sus poblaciones.

“La relación se ha hecho altamente dependiente de los encuentros presidenciales, durante estos años que no se dieron encuentros presidenciales el retroceso es absolutamente evidente. El recuperar ese espacio que se ha vuelto muy importante es fundamental en lo que debería ser la restructuración de una relación bilateral a largo plazo”, expresó Rodríguez.

El analista además reiteró que los Gobiernos deben apostarle a consolidar una relación de Estados que no termine afectándose por la ideología política que esté de turno administrando los países.

“Colombia le debe apostar a construir una relación que vaya más allá del Gobierno de Petro, una relación que asuma los temas de la agenda bilateral, no solamente en el marco de la coyuntura urgentes, sino en temas que son absolutamente complejos como el diferendo limítrofe, las dinámicas de convivencia en la zona de frontera y lo que sería la reinstitucionalización”, expresó el investigador Rodríguez.

Por su parte, el analista en temas internacionales Enrique Prieto, reiteró que es importante que los presidentes acuerden líneas de trabajo que permitan consolidar más avances entre ambos países.

“Venezuela es un aliado estratégico para Colombia por ser el vecino y porque compartimos retos como el narcotráfico, la violencia y la migración. Si bien es una reunión exploratoria y simbólica, pues se espera que se acuerde un plan de ruta para que los dos Gobiernos puedan manejar unos tiempos y darles solución a unos problemas prioritarios”, expresó Prieto.

El analista Prieto también destacó la importancia de retomar el control institucional de la frontera, uno de los flagelos que más está afectado a ambos países por el tráfico de personas, de estupefacientes, y la libre movilización que tienen los diversos grupos armados en las zonas fronterizas.

“Se espera que se hable del tema económico y cómo reactivar esa agenda bilateral económica que beneficie a empresarios colombianos y venezolanos, pero muy importante que se tomen y acuerden medidas que protejan la seguridad económica de los inversionistas colombianos que vayan a Venezuela”, expresó Prieto.

Por su parte, Rodríguez afirmó: “Las victorias tempranas será recuperar primero la relación consular plenamente, hay una disponibilidad de ambos Gobiernos para trabajar en esa disposición, falta ese bautizo presidencial que permita ir recuperando los Consulados en ambos países, es uno de los espacios que se deben acelerar”.

Finalmente, ambos analistas coincidieron en asegurar que este será el primer paso para hacer un retorno gradual de las relaciones en todas las áreas entre Colombia y Venezuela.