¿Por qué la Cámara de Representantes no eligió a su nuevo presidente?

En un hecho muy particular, la Cámara de Representantes aplazó hasta este jueves la integración de su mesa directiva, esto a falta de que el Congreso de la República acepte una renuncia.

La decisión de aplazar la elección se debió a que en la sesión de Congreso pleno no se aprobó la renuncia del magistrado del Consejo Nacional Electoral, Jaime Luis Lacouture, quien aspira a ser el nuevo secretario general de la Cámara de Representantes.

El impasse de aceptar su dimisión se dio ante la duda que hubo de si la misma debía ser aprobada por el Congreso saliente o el Congreso entrante, pero ante la duda jurídica se decidió volver a citar al Congreso en pleno para ese fin.

Lacouture entrará a reemplazar en el cargo Jorge Humberto Mantilla, quien era la representación política del Partido Conservador, el cual mantendrá esa dignidad.

Esa fue la razón fundamental para que se aplace la elección de la mesa directiva de la Cámara, la cual será dirigida por el representante del Pacto Histórico, David Ricardo Racero.

Siempre ha sido costumbre que tanto las mesas directivas del Senado y la Cámara se escojan el mismo día en que se juramentan, pero ahora tocó esperar un día.

¿Dudas jurídicas y políticas?

¿Está sesionando de manera formal el nuevo Congreso de la República? Esa fue la pregunta que empezó a rondar en los pasillos del Senado y la Cámara de Representantes, luego de que en la sesión en pleno del Congreso se diera la renuncia del magistrado Lacouture.

La historia en concreto se dio porque los salientes presidentes del Senado y Cámara, Juan Diego Gómez y Jeniffer Arias, tomaron juramento a los nuevos congresistas y luego dieron paso a la discutir si se aprobada o no la renuncia de Jaime Luis Lacouture al CNE para aspirar ser el secretario general de la Cámara.

Esa situación llevó a que el representante liberal Juan Carlos Losada le pidiera a Gómez y Arias que se retiraran porque ese procedimiento correspondía ahora a los nuevos congresistas. De inmediato surgió la duda si jurídicamente ya se había viciado ese proceso de la renuncia.

Scroll al inicio