DestacadosLocales

¿Partido de fútbol con público controlado? ¿En pandemia?: los fanáticos responden

Los fanáticos del futbol colombiano y ciudadanos en general fueron receptores de una petición que futbolísticamente podríamos llamar ‘un gol al minuto 90’: a favor de unos y en contra de otros.

La petición, no es más que la que hizo el Distrito de Barranquilla al Ministerio de Salud, sobre un aforo del 15% al interior del estadio Roberto Meléndez, como plan piloto de regreso de eventos masivos, para búsqueda de la reactivación de la economía, de cara a las eliminatorias del Mundial Qatar 2022.

“Esta situación aún no está para reunir tanta gente en un solo lugar, sin haber solución para este virus”, opinó Roque Ricardo, vía WhatsApp.

“Pienso que es una medida un poco apresurada, ya que aún Barranquilla reporta un número importante de casos positivos diarios, para mí esto atrasaría un poco lo que se ha logrado hasta ahora con respecto a la emergencia sanitaria en el Atlántico”, expresó Daniel Vega, en una encuesta sobre la solicitud del alcalde, vía Instagram.

Y es que resulta bastante inquietante que se haga una petición de este tipo, cuando apenas se están viendo los resultados de una reapertura gradual, más todo lo que acarrea un espectáculo deportivo, y, sobre todo, uno de nombre ‘partido de la tricolor’.

“No estoy de acuerdo, ya que apenas tenemos escasamente 30 días de haber salido de un aislamiento obligatorio y no sabemos claramente el comportamiento de la curva de contagio pos-aislamiento, y en cuanto al tema económico la Federación Colombiana de Futbol debe dar el apoyo monetario suficiente para la Selección Colombia, para que no haya necesidad de depender del dinero generado por entradas al escenario deportivo”, respondió Ginna Calderón al WhatsApp de PRENSA NEWS.

Sin duda, el compromiso con las medidas y restricciones dentro del estadio sería evidente, porque así lo han demostrados en los establecimientos que se han reabierto gradualmente, pero, el barranquillo y fanáticos del fútbol en general, seguramente, no estarían dispuestos a perder la oportunidad de estar cerca de los escenarios deportivos y los deportistas, aunque de quedarse afuera se trate.

“No debe haber público. No por los 5 mil que ingresarán, sino por la peligrosa aglomeración, fuera del escenario. Adentro habrá distanciamiento y medidas preventivas, pero, ¿quién controlaría a la gente fuera del estadio? Eso sería una locura, expresó el periodista Víctor Maiguel.

A la opinión de muchos ciudadanos, el plan piloto de partido con público controlado, propuesto por el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, resulta una contribución más a la reactivación de la economía, y para ello, los fanáticos hasta piden que se adopten medidas occidentales.

“Se debe reactivar como se hace en Europa. Poco a poco para ir reactivando el espectáculo y la economía”, opinó un fanático del futbol europeo, llamado Livan Hernández.

Por su parte, Ronald Moya, hace énfasis en quienes se ‘rebuscan’, dentro y fuera del estadio: “hay muchas personas que se sostienen económicamente por este medio. Y por la pandemia perdieron ese ingreso que se sacaban vendiendo cualquier tipo de cosas en los estadios (mecatos, bebidas, camisetas, etcétera)”.

Si por los fanáticos fuera, el próximo partido de Colombia en las eliminatorias del mundial, que está previsto para el mes de octubre, ya la boletería estuviera disponible. Así se evidenció en la encuesta realizada vía Instagram por este medio de comunicación, donde un 53% de los votantes manifestaron su amplio acuerdo con el ideal del plan piloto de Pumarejo Heins.

“Pues en mi opinión es una buena iniciativa ir probando la asistencia moderada de público a los escenarios deportivos, sin dejar de cuidarse, conservando la distancia tanto al momento de entrar, salir y dentro de los escenarios”, opinó Bryan Blanco.

Otros opinan que hay que ser equitativo con todos los sectores, como Angélica Afanador y Farid Morelo, quienes creen que este sector también puede manejar restricciones y normas de bioseguridad y ser reactivado, al igual que el resto.

Sin embargo, queda la inquietante duda sobre si estos espectáculos serían más importantes que la salud. Una situación un poco incierta, cuando aún no se tiene solución al mortal virus: COVID-19.

“Aunque se trate de maquillar el regreso “controlado” a lugares prominentes de contingencia publica, con la premisa de una reapertura socio económica, la acelerada motivación, supone una incógnita, si se está prevaleciendo parámetros patrimoniales privados, sobre la salud pública del país, la cual en ponderación debería prevalecer; no obstante, el entrenamiento no funge como necesidad cuando se trata de salvar vidas”, así lo expresó Alex Durango, un ciudadano que disfruta del fútbol, pero, al parecer, mucho más cuidando su salud.

Como en el fútbol: el partido no ha terminado. Barranquilla y Colombia han logrado empatar, pero el Covid-19, sigue vivo… ¿Quién puede remontar el partido?

editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts