Cultura

Otro personaje inclusivo: la protagonista de un nuevo corto de Disney+

Desde que Disney Plus entró al mercado de las plataformas de streaming ha causado controversia en más de una ocasión, ya sea por querer incluir en su elenco a personajes con diferentes orientaciones sexuales o de otras etnias.

El caso más esacandaloso y el que ha provocado más críticas a la empresa es el live action de ‘La Sirenita’, pues la actriz principal no responde a las características físicas con las que cuenta el personaje animado, la tradicional sirenita pelirroja y de tez blanca. Al contrario, la interpreta Halle Bailey, una actriz afroamericana.

En esta ocasión, se trata de un nuevo personaje animado: una bailarina de ballet con traje de licra negro y peinada con una moña característica de este baile, quien emprende un ligero viaje de amor propio al enfrentar sus inseguridades y miedos a través de la aceptación de su cuerpo, que es más grande que el de sus compañeros del grupo de baile.

Esa es la base de la historia del nuevo corto de Disney+, ‘Reflect’ (Reflejo, en español), dirigido por Hillary Bradfield quien se encargó de contar una historia sobre la aceptación y la búsqueda de amarse a sí misma a pesar de sus diferencias con los otros.

La directora, en un pequeño monólogo que da antes de iniciar el cortometraje, dice que su propósito ha sido hablar sobre la positividad corporal. La mujer decidió que esta niña fuera una bailarina porque en el baile las personas deben fijarse en su cuerpo para corregir posturas y poses, un espacio en el que las personas necesitan mirarse en el reflejo del espejo para saber cómo están haciendo su trabajo.

Este cortometraje, que tiene una duración aproximada de 5 minutos, muestra ese momento en el que las personas inseguras con sus cuerpos descubren que no tiene nada de malo ser más grande en talla y que están en la capacidad de hacer lo que se propongan. 

La obra es una representación de todos los jóvenes que se sienten incómodos en sus cuerpos para que se den cuenta de que es una situación frecuente pero que se puede remendar con aceptación y autoestima.