Locales

Los hombres que llevan bienestar a las comunidades en tiempos de crisis

Carlos Lindemeyer sirve, desde 1991, como oficial profesional de reserva de la Armada Nacional. Como él mismo describe han sido años “de entrega a la marina, a la fuerza, y especialmente al trabajo social a algo que hoy se le denomina la acción integral”.

Y es justamente en estos tiempos de crisis donde este barranquillero con orígenes alemanes ha demostrado el material en que son forjados aquellos héroes silenciosos que se han dedicado a la ayuda humanitaria a los más desposeídos.

Lindemeyer, en una conversación con PRENSA NEWS explica que la Armada Nacional tiene ante todo “y es la protección de los mares y sus costas, pero dentro de esto se incluye el trabajo a la comunidad, protegerla en las áreas de influencia”.

A través de un grupo estratégico de operaciones psicológicas, Zulu, este administrador de empresas está realizando una serie de trabajos en favor de las comunidades, enfocadas en la distribución de mercados, entrega de vestimenta y elementos a los habitantes de calle, el apoyo a veteranos de la Guerra de Corea y la sensibilización de las medidas de bioseguridad que todo ciudadano debe aplicar, especialmente con la entrega de tapabocas que se hace en conjunto con la empresa privada. Hasta el momento fueron entregados 20.000 tapabocas para la población más vulnerable.

“Son acciones que iniciaron en la pandemia para contribuir en Barranquilla y el departamento”, remarca Lindemeyer quien tiene claro que la conciencia social, la necesidad de trabajar por la comunidad y hacer bien las cosas para con los colombianos hace parte del juramento como oficiales de la marina nacional.

Mientras continúe la crisis sanitaria mundial, resalta, continuarán las acciones de apoyo. Las mismas que con tanta intensidad no se realizaban desde otra emergencia que afectó gravemente a esta zona del país: la inundación en el sur del Atlántico, en 2010.