DestacadosLocales

Las competencias ambientales de la AMB están más enredadas “que una gallina criando patos”: Castillo

Ha quedado confirmado que el proyecto que busca constituir al Área Metropolitana de Barranquilla como autoridad ambiental ha generado polémica y levantado pronunciamientos, en su mayoría en contra.

Con el fin de conocer con argumentos sólidos sobre la legalidad de este proyecto, PRENSA NEWS consultó al abogado constitucional Porfirio Castillo, quien no dudó en dar su opinión, iniciando por manifestar que el Área Metropolitana de Barranquilla -AMB- “competencias ambientales no tienen”.

Explicó que la AMB es una entidad de naturaleza administrativa y supraterritorial, dedicada a interpretar y manejar los hechos metropolitanos, en materia de la prestación de los servicios que le interesan a la conurbación.

“Mi criterio jurídico es que no tienen competencias y las competencias ambientales las tiene la CRA”, expresó el letrado.

Del mismo modo, evidenció no entender la necesidad del Distrito de tener una autoridad ambiental, cuando ya la tiene. Y mantiene una mirada política hacia ello.

“No entiendo por qué de la creación de la AMB. Si el área metropolitana hoy se convierte en autoridad ambiental, ellos tienen que liquidar las entidades que tienen para el control ambiental y segundo en la dirección en que van, van a convertir el área metropolitana en un distrito. Es decir, van a crear el distrito metropolitano y eso anula a las otras alcaldías del área, en otras palabras, votaron contra sí mismos”, remarcó el jurista.

En su posición, además, deja ver su creencia de que el proyecto de la AMB es un tema de control territorial e interés fiscal, que está siendo “injusto e innoble con el resto de municipios del departamento del Atlántico”, y que la CRA, entidad que rige sobre estas poblaciones que están por fuera del área metropolitana y en su defecto, son 18, “debe mirar más hacia ellos, ya que históricamente ha invertido mucho en Barranquilla, ejemplificando con los arroyos”.

“No hay esfuerzo mirando hacia los sectores verdes, hacia las zonas rurales y estas zonas representan un equilibrio ecológico tan alto como tan necesario para los grandes centros urbanos”, puntualizó.

El profesional en leyes, hizo además una conclusión de lo que puede ser el ejercicio de la CRA, sobre los 18 municipios restantes, si se llega a hacer efectiva la creación de la AMB, como autoridad ambiental.

“Más enredado que una gallina criando patos”, finalizó Porfirio Castillo.

Por: Adriana Ricardo