DestacadosLocalesPolíticas

La visión sobre el Atlántico, la juventud y la paz del precandidato presidencial Miguel Ceballos

Visionando una Colombia que considere al estado su amigo y no su enemigo, Miguel Ceballos, ha creado el movimiento ‘Tu movimiento – Transformando y Uniendo a Colombia’, con él iniciará una recolección de firmas para aspirar a la Presidencia de la República.

Miguel Antonio Ceballos Arévalo, además de pre-candidato a la presidencia de Colombia, es un abogado, politólogo, filósofo y docente colombiano. Es egresado de la Pontificia Universidad Javeriana. Y cuenta con una Maestría en Filosofía Política Summa cum Laude de la Universidad Gregoriana de Roma y un Doctorado en Derecho Summa Cum Laude de la Universidad Sergio Arboleda.

Ha ocupado importantes cargos en el sector público y educativo; de los que destaca: Viceministro de Justicia (2009-2010) y Alto Comisionado de Paz (2018-2021).

En entrevista con PRENSA NEWS, contó detalles de su nuevo movimiento y su aspiración a jefe de estado de los colombianos.

‘Tu movimiento – Transformando y Uniendo a Colombia’, ¿fue creado netamente para aspirar a la presidencia o existe una intención más con el?

Nosotros hemos optado por una figura, a la que no se ha recurrido históricamente y es: el movimiento social. Queremos hacerlo porque no es sólo un movimiento para competir en las elecciones (que lo haremos) si no también para seguir reivindicando necesidades sociales de nuestro pueblo. También será para una lista al Senado de la República, en la cual hay representantes de todas las regiones del país y también representan las minorías étnicas y aquellas personas que han entregado su vida por la patria como son los ex policías y los miembros de la fuerza pública.

¿Por qué no buscar un aval de los partidos tradicionales, si no, hacerlo de manera independiente?

Yo he venido trabajando en este país por el desarrollo humano, también he ejercido varios cargos públicos, como Ministro de Justicia y Alto Comisionado para la Paz y nunca lo he hecho en nombre de ningún partido político. Yo creo que las personas en Colombia tienen méritos suficientes para presentar su nombre no necesariamente dependiendo de una maquinaria política. Por eso, decidimos ir por un movimiento social que va a empezar a existir en este momento y que quiere con esa cara nueva, con esa renovación, luchar contra esa corrupción y luchar contra aquellos que le han hecho tanto daño a la política y sobre todo para recibir en nuestro movimiento personas nuevas, frescas, líderes indígenas y afrodescendientes. Queremos que en nuestro movimiento quepan todas aquellas personas que no han tenido espacio para representar sus sectores.

¿Qué haría Miguel Ceballos por Colombia desde la presidencia?

Las situaciones complejas que enfrenté en mis cargos, me han hecho pensar que este país necesita: superar la polarización. Necesita superar aquellos extremos que no nos dejan avanzar; por eso yo, cuando anuncié mi candidatura dije que no le voy a pedir permiso ni a Uribe y mucho menos a Petro. Yo creo que Colombia tiene que salir de sus extremos y por eso quiero ser el presidente de los colombianos que no quieren esos extremos. Quiero ser presidente de los colombianos para respetar y hacer respetar la autoridad; creo que en Colombia se necesita volver al cumplimiento de la ley por todos los colombianos. Quiero ser presidente de los colombianos que consideran que el estado es su amigo y no su enemigo. Quiero ser un presidente que transforme y no tanto reforme. También quiero ser el presidente que tenga en cuenta las minorías.

¿Qué lugar ocupan los jóvenes en su candidatura? ¿Hay una propuesta para ellos?

En nuestra lista de Senado hemos incluido a una mujer maravillosa que se llama: Lina Martínez. Es un joven de 32 años, politóloga de la Universidad de Los Andes que con mucho esfuerzo y becas pudo hacer dos maestrías en Italia y ese es el ejemplo que yo quisiera plantearle a los jóvenes. Nosotros en nuestro país necesitamos darle la oportunidad a los jóvenes, no solo para estudiar y salir adelante a través del estudio, si no a través de algo que se llama: ‘la educación para el hacer’. Que los jóvenes puedan tener carreras técnicas, tecnológicas, en las cuales no tengan que dedicarle tantos años a la educación, si no que puedan tener una educación práctica que les enseñe y permita hacer. Dos: invitar a los jóvenes que están en la ciudad para ser capacitados y puedan salir al campo; el campo de está quedando vacío y hay la necesidad de crear agroindustria y dar empleo para jóvenes urbanos en el campo. Además, que la educación de las escuelas, puedan desarrollar algo que tuvo Colombia y es: los colegios agropecuarios.

Particularmente, ¿cuál será su apuesta para el Atlántico?

Mi apuesta para el Atlántico está acompañada de una gran mujer: Tatiana Calderón. Es la segunda en la lista del Senado. Nació en Barranquilla y tiene un gran liderazgo en esa ciudad y Sabanalarga; y es una experta en dos temas fundamentales: educación y salud. Mi propuesta para el Atlántico es una propuesta que combina el mejoramiento de salud y la educación, pero, combinado con el desarrollo industrial y agroindustrial. Yo creo que Barranquilla es una ciudad supremamente importante en el tema industrial, pero, sus alrededores pueden ser de mejor calidad en consenso con la ciudad. Creo que Barranquilla puede convertirse en una ciudad región, que ayude al desarrollo de las zonas agrícolas a su alrededor y por supuesto con esa ventaja enorme de tener un puerto y de tener un desarrollo que tiende a facilitar la exportación; creo que es una ciudad pujante de las más importantes de Colombia y unir la parte rural con la parte urbana, creo que le daría al Atlántico la mejor de las oportunidades.

Partiendo de su anterior cargo, alto Comisionado para la Paz, ¿cómo manejaría el tema de la paz en su eventual gobierno?

Yo como Comisionado para la Paz, hice un gran esfuerzo con el respaldo del presidente Duque para buscar un espacio de diálogo con el ELN. No ha sido fácil tener una respuesta positiva del ELN, tristemente; pero, no ha habido en la historia de Colombia un esfuerzo como el que hicimos. Pero, estoy absolutamente abierto a encontrar caminos de paz con los grupos que en este momento están en armas, pero, eso sí, respetando y haciendo respetar la Constitución y la ley. Colombia no merece que haya más secuestrados, no merece que haya más reclutamiento de menores, no merece que haya más instalación de minas antipersonas y por eso seré un luchador por la paz; siempre y cuando estos grupos entiendan que ya la historia del mundo no permite ni tolera que haya violación de derechos humanos y por eso, estoy seguro que si llego a ser Presidente de la República, lograremos una paz real y completa, pero en el marco del respeto por los derechos humanos.

Por: Adriana Ricardo

Editor Editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
Editor Editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.