DestacadosLocales

La subestación que está generando polémica en el barrio Boston

La comunidad del barrio Boston se muestra preocupada en inconforme con la construcción de la subestación eléctrica a la altura de la carrera 46 con calle 61, en la localidad Norte-Centro Histórico.

Los habitantes aseguran que el proyecto presenta una “serie de riesgos” y pese a este, continúan las obras sin ningún inconveniente. Por tal razón, los miembros de la Junta de Acción Comunal Barrio Boston han realizado varias protestas en contra de la obra.

Los miembros de la JAC aseguran que poseen documental donde se evidencia todas las posibles afectaciones a la salud causadas por este tipo de subestaciones. Entre ellas, según la junta, el proyecto podría emitir particular iónicas que “afectarían órganos como el hígado”.

Además, creen que aumentaría la inseguridad ya que la altura de las paredes incrementaría la soledad en el sector.
Por último, señalaron que esto también traerá efectos negativos sobre sus predios. Dijeron que con la entrada en funcionamiento de estación de gasolina ubicada en la carrera 45 con calle 59, sus viviendas fueron reestratificadas y pasaron de ser estrato 4 a ser estrato 3.

Responsable de las obras

César Jaramillo, subgerente general de Consorcio Constructor Atlántico, le confirmó a este medio que han culminado con las etapas preliminares y están próximos a iniciar las actividades constructivas.

“La comunidad ha realizado protestas en las puertas de la subestación. Encienden alarmas y en algunas ocasiones han estropeado la ejecución de las obras. Ellos no han atendido los llamados para las reuniones informativas y tampoco al levantamiento de actas de vecindad”, sostuvo.

Jaramillo también sostuvo que los argumentos que la comunidad ha presentado se han respondido, demostrando que no existe sustento para los mismos. Añadió que la mayoría son “productos de la desinformación”.

Por: Adriana Ricardo