Cultura

La historia de un cura, el reciente libro de Héctor Abad Faciolince

El reconocido escritor colombiano, Héctor Abad Faciolince, lanzó su más reciente libro ‘Salvo mi corazón, todo está bien’. Aunque la audiencia esperaba su entrega a finales de agosto, no fue posible por correcciones de última hora, así que los lectores esperaron un poco más de un mes.

Este libro es considerado una de las más esperadas de la temporada, debido a que resguarda una historia que el autor antioqueño venía cocinando desde hace años por su intrigante historia. Se trata de un cura que se enferma del corazón y requiere de un trasplante. La situación es tan grave que debe cambiar de casa por una de un solo nivel, sin escaleras, con dos mujeres y tres niños… entre apunte y apunte se va tejiendo la historia.

“Ese cura es real, lo conocí y estaba enfermo del corazón. Cuando escribí esta novela, algunos libreros me dijeron que era demasiado médico, pero en realidad es un libro sobre el corazón real, sobre el órgano, el corazón físico”, dijo Héctor Abad Faciolince en la pasada edición de la Feria del Libro de Bucaramanga, donde habló por primera vez de esta novela.

El autor confesó que en medio de su escritura empezó a sentir cosas raras en su propio corazón, que lo llevó a visitar un cardiólogo quien le diagnosticó un problema en la válvula aórtica, hasta que el año pasado debió ser sometido a una operación de corazón abierto.

De hecho, pensando que la muerte era una seria posibilidad al tener que someterse a una operación de esta magnitud, estuvo trabajando en un primer borrador de esta novela, para entregarla a su editora con la instrucción de publicarla tal cual si no salía vivo del quirófano.

“En este libro todo comienza en una casa con cuatro habitaciones, porque el corazón tiene cuatro cámaras. Es importante que yo me sitúe en un sitio, y en este caso no soy yo el narrador, es otro cura”, aclaró Faciolince, y añadió que aunque es una historia que cuenta con dos sacerdotes en sus personajes principales, “curiosamente no es una historia de curas pederastas”.

“Me interesaba la situación de ver qué siente un cura al borde de la muerte, cuando pasa toda una vida como cura, en seminarios, se va a vivir en una casa de familia, tres niños, una mujer separada y otra abandonada por su marido”.

La figura del cura también ha sido usualmente trabajada por Héctor Abad en sus novelas. “Me interesa escribir de curas ahora porque se están hundiendo, y no sólo por los casos de pederastia, también porque casi nadie va a misa, pero yo crecí en un ambiente donde había muchos curas”.