Deportes

La esencia barranquillera en el Unión Magdalena

Para nadie es un secreto la rivalidad costeña que por décadas ha desgarrado miles de gargantas y es aquella que ha despertado los clásicos Junior Vs. Unión Magdalena, la lucha de tiburones y bananeros. La rivalidad entre samarios y barranquilleros quizá provenga de aquella discusión si el futbol llegó a Colombia por el puerto de Santa Marta o por Barranquilla, pero lo más curioso es que ambos equipos  se han beneficiado entre sí.

Se abre un nuevo capítulo en historia de ambas escuadras, solo unos pocos han tenido el privilegio de ser goleadores con ambas camisetas para demostrar que el futbol se creó para unir a todo un pueblo alrededor de un balón.

El libro de esta historia de los goleadores que han llevado ambas indumentarias la abre uno de los máximos ídolos del Balón pie Samario “el maestro” Alfredo Arango Narváez, tras ser campeón con el equipo azul grana en 1968 y  luego con los tiburones  en 1977, consagrándose como el máximo anotador del Unión Magdalena con 102 goles,  en toda su historia le marcó 13 goles al ‘rojiblanco’, mientras que con Junior logró marcarle al equipo bananero en una ocasión.

La cuota barranquillera es por parte de Iván René Valenciano quien es el máximo anotador en toda la historia del Fútbol Profesional Colombiano con 217 goles, y el máximo del Junior con 158 goles, logró anotar con los tiburones 10 tantos a los bananeros, pero ‘el bombardero’ también jugó  para Unión Magdalena, marcándole 3 goles al equipo de sus amores.

Ahora es el turno del centro campista y actual capitán del onceno bananero Luis Narváez, con los tiburones se convirtió en el jugador con más finales disputadas en la historia rojiblanca, 13 en total,  levantando seis trofeos. Por tal motivo su experiencia fue indispensable para ser tenido en cuenta por Carlos Silva, convirtiéndose no solo en el soporte defensivo y creativo, si no en la cuota goleadora que tanto se necesitaba.

El barranquillero del barrio El Bosque tiene corazón samario, en la perla de América conoció a su esposa y tuvo sus dos hijos y asegura que Unión y Junior “son mis dos grandes equipos, a los dos los amo por lo que me han dado en mi carrera, igual, uno como jugador se debe al club que pertenece y donde esté voy a darlo todos por esos colores”.

El actual capitán bananero ha anotado 31 goles en su carrera, los cuales 15 de ellos fueron con los tiburones, y 13 con Unión Magdalena. La combinación de samarios y barranquilleros ha sido el plus que ha mejorado el rendimiento del equipo en el terreno de juego. Narváez es quien conduce a los jugadores de la cantera inculcándoles el amor por la camiseta y destacando siempre que Santa Marta como ciudad futbolera merece tener a su equipo en primera división.

Por: Mary Sánchez