DestacadosLocales

La Ciénaga de Mallorquín: un ecoparque camino a la realidad

La ciénaga de Mallorquín, como ecosistema, venía presentando unas condiciones ambientales desfavorables para los habitantes de la localidad en el que se encuentra y la zona en general.

La Alcaldía Distrital empezó el proyecto de convertir este cuerpo lagunar en un centro turístico y pesquero, con la siembra de 350 especiales nativas de mangle en pleno corazón del ecosistema. Allí se construirá un Ecoparque, una de las obras claves de un macroproyecto de recuperación ambiental del sector.

Este proyecto, símbolo de recuperación ambiental, turística y económica, es celebrado por los habitantes y sobre todo pescadores, quienes consideran que la calidad de vida mejorará para los habitantes de La Playa, quienes, además, participarán activamente en el desarrollo del proyecto, con mano de obra, siembra de mangle, limpieza de la zona y control de la pesca ilícita.

El alcalde Jaime Pumarejo destacó la visualización que se tiene del ecoparque, que permitirá una mejor apreciación y utilización del mismo, que van desde la pesca, hasta deportes acuáticos y paseos por este.

“La ciénaga de Mallorquín es uno de los lugares mágicos del Caribe colombiano, nos pertenece, es de todos nosotros, y lo hemos olvidado durante décadas, y hoy estamos aquí, en el corazón de la ciénaga, con quienes la han convivido y padecido, para recuperarla y se vuelva un motor de desarrollo, y que la sostenibilidad del medio ambiente nos haga progresar, generar empleo, riqueza y economía, no solo para La Playa y Las Flores, sino para toda Barranquilla”, dijo Pumarejo.

Este macroproyecto beneficiará no solo a los 20 mil habitantes del barrio Las Flores y el corregimiento La Playa, zonas directamente vinculadas con la ciénaga. También será el decidido paso de Barranquilla para convertirse en una ‘biodiverciudad’ con 980 hectáreas que abarcan toda la ciénaga, una parte del tajamar occidental, la playa de Puerto Mocho, el corregimiento La Playa y el barrio Las Flores. Todo con una inversión prevista de $278 mil millones.

Desde el punto de vista ambiental, el director de Barranquilla Verde, Henry Cáceres, manifestó que este proyecto no es más que una “conservación ambiental”, que demuestra que la ciudad está tratando de mirar de frente al rio con un mejor tratamiento de los cuerpos de agua.

“El tema de la Ciénaga será muy integral. Primero que todo se va a preservar y recuperar una joya que estaba prácticamente abandonada. Será un proyecto beneficioso para los moradores de la zona. Será un mejoramiento de falencias que siempre han tenido, sobre todos los pescadores que se han visto afectados con la pesca ilegal. El tema además incluye tratamiento de alcantarillados”, remarcó Cáceres en diálogo con PRENSA NEWS.

Por: Adriana Ricardo

editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts