DestacadosLocales

La bienvenida del nuevo operador de Electricaribe será en forma de aumento tarifario

Los nuevos operadores de Electricaribe, que se dividirán en CaribeMar y CaribeSol, tendrán la facultad de proponerle al Ministerio de Minas y Energía y a la Comisión de Regulación de Energía y Gas las primeras tarifas de prestación del servicio en el Caribe colombiano, los cuales se creería que serán transitorios.

Frente a esto, el Gobierno en el Plan Nacional de Desarrollo, aprobado en mayo de 2019, emitió un decreto que autoriza la creación de una tarifa provisional para el servicio de energía en el Caribe colombiano una vez empiecen las operaciones de estas dos nuevas divisiones.

Inicialmente, se tuvo en cuenta que, para la propuesta de nuevas tarifas, las entidades estatales que se encuentren con saldos pendiente con Electricaribe, deberán pagarlos para así tomar las medidas que advierten a cumplir con las obligaciones del servicio público de energía.

En el caso de Barranquilla, donde dicha cuenta ya no será pagada a Electricaribe por decisión del Juez Doce del Circuito de Barranquilla, habría que esperar un nuevo pronunciamiento de los nuevos operadores, el gobierno y el Ministerio de Minas o la Creg, Comisión de Regulación de Energía y Gas, que indique si sigue en pie el decreto, para que la ciudad se acople a nuevas tarifas.

Por su parte, el decreto señala que será el Ministerio de Minas y Energía el encargado de imponer las condiciones en las que se establecerán los precios por comercialización de energía en el mercado que antes atendía Electricaribe.

A su vez, la Creg tendrá que actualizar el costo base de comercialización de energía y “el cálculo del componente de riesgo de cartera del costo variable de comercialización”, según la misma resolución de condiciones del Ministerio de Minas.

Tanto la resolución del Ministerio de Minas como la actualización de cálculos de la Creg deberían estar listas antes de finalizar el 2020, cuando CaribeMar (EPM) y CaribeSol (EnerPereira) deben estar posicionadas y operando en la Región Caribe, según había anunciado la entonces ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez.

CaribeMar y CaribeSol, el 31 de marzo pasado, ya habían firmado sus contratos con el Gobierno, luego que el 26 de febrero se subastara la operación de Electricaribe que había sido aplazada una vez y para la que se habían presentado inicialmente tres firmas nacionales –EPM, Celsia y Alberto Ríos– y los internacionales Inkia, Electrificadora de Portugal y unos fondos estadounidenses.

Antes de la subasta, el Gobierno había publicado un decreto para asumir pasivos pensionales de la empresa, que suman $1,4 billones, y prometió el régimen de transición tarifaria al que ahora le faltan la mencionada resolución y los cálculos nuevos de la Creg.

 

UN PROCESO PERDIDO

El Juzgado Quinto del Circuito de Barranquilla, se pronunció a favor del Distrito de Barranquilla, respecto al recursos de reposición interpuesto por parte de Electricaribe, quien en su demanda pedía a la administración que se le fuera pagada la suma de más de 45 mil millones por servicio de energía prestado, facturado y no pagado en barrios subnormales de la ciudad.

La decisión se tomó luego del análisis presentado por el abogado jurídico que encargó el Distrito en su defensa, basado en el contrato entre las partes, donde no está estipulado la correspondencia de pago a la ciudad, y así se manifiesta en el resumen que compartió públicamente el Consejo Superior de la Judicatura del Atlántico, Juzgado Quinto Civil Del Circuito De Barranquilla: “No puede ser del pago de los servicios consumidos en los Barrios subnormales porque tal obligación no se encuentra contemplado en dicho acuerdo y mucho menos de manera clara, expresa y exigible, por lo que de ese documento no se desprende la obligación de cancelar como proveniente y como plena prueba en cabeza del Municipio de Barranquilla”.

Es pertinente recordar que Electricaribe inició este proceso en marzo de 2020 y el mismo juzgado que hoy falla a favor del Distrito, fue quien expidió el auto el pasado 27 de julio, ordenando el pago a Electricaribe, que, a corte del mes de julio del presente año, ya superaba los $61.742 millones.

El juez, además de la revocatoria, dio por terminado y archivado el proceso.

Por su parte, el Alcalde Distrital, Jaime Pumarejo Heins, se pronunció diciendo:

“La justicia nos dio la razón y hoy revocó el multimillonario pago que Electricaribe pretendía por parte del Distrito. Era una demanda infundada y la debatimos con argumentos jurídicos. En días contados esta empresa dejará de existir e iniciaremos un proceso con el nuevo operador, para que Barranquilla tenga por fin un servicio de energía eléctrica eficiente y justo, como se merece”.

Por: Adriana Ricardo