DestacadosLocales

En septiembre podría darse un nuevo intento de implementar el taxímetro en Barranquilla

Durante un debate de control político realizado en una sesión del Concejo distrital de Barranquilla este miércoles, al Área Metropolitana, se conoció la noticia que para el mes de septiembre se espera que entre en funcionamiento el taxímetro en la ciudad.

El concejal Antonio Bohórquez, quien citó el debate, indicó que el objetivo fue poner de presente los intentos fallidos que ha tenido el AMB y las administraciones anteriores de la ciudad en la implementación de este sistema.

“Pudimos verificar que entre el año 2012 y 2016 el rubro atinente a censo automotor tipo taxi y el taxímetro ha generado gastos para la ciudad, entre estudios y temas similares, por $1.421.792.396 y todavía no ha podido cuajar como corresponde”, dijo Bohórquez.

Ante varios señalamientos de los cabildantes de Barranquilla frente al proyecto del taxímetro en la capital del Atlántico y su área metropolitana, de reevaluar la estructuración de esta iniciativa y sus alcances, Libardo García, el director del Área Metropolitana de Barranquilla aseguró que el proceso avanza a buen ritmo.

De acuerdo con el funcionario, Puerta de Oro fue la encargada de hacer la estructuración técnica, legal y financiera del proyecto y hacer las proyecciones del mismo.

Indicó que el objetivo del taxímetro, aparte de medir la tarificación, se busca brindar seguridad tanto al taxista como al usuario a la hora de prestar y solicitar el servicio.

Así mismo, “se busca mostrar en tiempo real la operación del sistema, información de rutas y monitoreo del vehículo, brindar información del conductor y combatir la ilegalidad en el transporte público”, manifestó García.
En Barranquilla, según los estudios realizados, se pudo establecer que hay 14.363 taxis formales con tarjeta de operación.

Con este dato se realizó el modelo de concesión que asumiría la instalación de los equipos y los costos de implementación y funcionamiento.

Sin embargo, Libardo García señaló que es necesario un nuevo estudio para el proceso.

“Hay una necesidad innegable de hacer un censo del parque automotor y que tenemos el compromiso de ejecutar; la dificultad ha sido el tema presupuestal para la contratación del censo, pero estamos haciendo las gestiones para cumplir con esta obligación”.

Frente a esto, el concejal Bohórquez anotó que esta es una norma que se le aplicaría solo a taxistas y se hacen unos cálculos sin tener certeza de ese censo de automotores y de taxis.

“Si no tenemos esos datos a manera de certeza, no es posible llevar a cabo este proceso”, puntualizó.

El gremio de taxistas de la ciudad se encuentra dividido frente a la implementación del taxímetro. Algunos piensan que la ciudad está en deuda con ellos, mientras que otros aseguran que los dispositivos pueden ser manipulados.
Lo que si es cierto es que con esta estrategia terminaría la problemática de las altas tarifas que son cobradas según muchos ciudadanos de manera injusta por algunos conductores.

Por: Adriana Ricardo