Entretenimiento

El mal uso de cosméticos: se aplicó ácido hialurónico en los labios y así quedó su rostro

Karli Gardner es una joven tiktoker que fue víctima de las malas reacciones a cosméticos, luego de que se inyectó presuntamente ‘ácido hialurónico’ en sus labios, provocándole una fuerte alergia que le deformó por completo el rostro.

En video quedó registrado cuando la creadora de contenido cuenta su experiencia con estos cosméticos y se evidencia el mal aspecto de sus labios y su piel.

El audiovisual inicia con un mensaje claro que indica que esa es la razón por la que las personas no pueden aumentarse los labios. Y con imágenes muestra la transformación y el crecimiento en grandes proporciones de sus labios.

La mujer visitó un hospital por las condiciones drásticas en las que se encontraba su rostro y al parecer presentó un cuadro alérgico a la sustancia que le aplicaron que sería ácido hialurónico sintético, es decir, creado en un laboratorio. Se hace esa precisión porque el ácido hialurónico es natural y se encuentra en el cuerpo de los seres humanos.

¿Pero aplicarse esta sustancia es malo o no recomendable para el cuerpo? Para la doctora María Fernanda Corrales, dermatóloga de la Universidad CES, el ácido hialurónico es uno de los productos cosméticos más seguros que se pueden aplicar “porque existe en nuestro cuerpo y la probabilidad de presentar alergias es baja”. Aunque existen los casos menos comunes en los que se presentan cuadros alérgicos, como en el caso de la tiktoker Gardner.

Pero aunque sean deformaciones alarmantes, lo cierto es que son superficiales y según la especialista Corrales, estas alergias son reversibles y se pueden controlar con el apoyo de antihistamínicos y corticoides, recetados por el médico que los acompañó en el proceso de inyección. También puede acudir a urgencias si es una reacción rápida.

Lo que resalta la doctora es que las reacciones alérgicas no generan consecuencias permanentes, todo lo contrario a lo que sí puede ocurrir con procedimientos más riesgosos como el de los biopolímeros y la silicona, que las personas se inyectan “por desconocimiento”. Son sustancias plásticas que el cuerpo no puede desintegrar a diferencia del ácido hialurónico.

La aplicación de ácido hialurónico sintético debe hacerse con laboratorios de confianza que garanticen un proceso seguro de esterilización y calidad del producto.

“Si ve van a hacer este procedimiento pregúntenle a su médico tratante las características de la sustancia que les van a aplicar. Los médicos tenemos como unos stickers con el lote y características del producto para entregarle a los clientes por si llegan a presentar una reacción alérgica tengan toda la información a su disposición”, agregó la doctora Corrales.

Cada laboratorio debe tener seguimientos estrictos sobre qué hacer si un cliente presenta una reacción alérgica de su producto para poder ofrecer una atención adecuada y la seguridad de que no es un caso donde su salud esté en juego.

¿Para qué sirve el ácido hialurónico?

La especialista define al ácido hialurónico como una sustancia que tienen los seres humanos entre las células y que cumple con funciones específicas como hidratar y darle volumen a la piel.

“Además de captar y retener agua, genera soporte a las células de la piel. Por eso se puede usar para dar volumen, porque aumenta el espacio entre célula y célula generando un aspecto más rejuvenecido”, agregó.

También es una sustancia que está en el cuerpo para que no se produzcan fricciones dolorosas en las articulaciones y en los cartílagos funciona como reconstituyente.