Deportes

Conmebol coloca a equipos colombianos entre la espada y la pared

Continúa la polémica sobre la crisis de orden público que ha logrado poner en jaque al fútbol profesional colombiano.

Junior, América de Cali y Atlético Nacional, se han convertido en el foco de atención por ceder a la realización de las respectivas fechas de la Copa Libertadores. Incluso los jugadores de los equipos argentinos, brasileños y uruguayos señalaron esta actitud como poco empático.

A pesar que el fútbol no es una prioridad es un gran mercado, la Copa Libertadores siempre ha sido una vitrina ante el mundo y por medio de ésta, la Confederación Sudamericana de fútbol intenta no dejar caer el balón para la realización de la Copa América.

Equipos entre la espada y la pared:

Según el reglamento disciplinario de la Conmebol, en caso que las instituciones no accedieran al compromiso, el castigo sería más severo que una multa económica o la pérdida de los puntos.

Según el Artículo 78, el equipo podrían terminar suspendidos de competencias Conmebol.

Vale la pena recordar que las competencias de Conmebol son Copa de Campeones de América/Copa Libertadores de América, Copa Sudamericana, Recopa Sudamericana y Campeonato Mundial de Clubes de la FIFA.

La opción de jugar a puerta cerrada no estaría en consideración a pesar de estar establecido en el reglamento, debido a que ha sido la nueva realidad del fútbol desde la reactivación deportiva en medio de la pandemia.

Según el artículo 18, otra de las posibles sanciones a las que se exponen los clubes es a la anulación del resultado, repetición o determinación de un partido por parte de la organización, el cierre total o parcial del estadio, prohibición de jugar un partido en un estadio determinado, obligación de jugar un partido en un tercer país, descalificación de competiciones en curso y/o exclusión de futuras competiciones, y retirada de un título, premio y licencia.

Además de la exposición al Covid-19 y los estrictos protocolos que deben seguir los futbolistas antes de cada encuentro, se suma la preocupación a la exposición a los gases lacrimógenos que por estos días han invadido los alrededores de los escenarios.

Con este panorama de los equipos colombianos se seguirá disputando la Copa Libertadores y ratificando que Colombia será sede de Copa América.

Por: Mary Sánchez

editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts