DestacadosLocales

¿Alcaldes deben ajustar medidas para detener picos de contagios y muertes?

Pese a que en Barranquilla la positividad del Covid-19 pasó del 10 al 15 % , mientras que alcanza un 70 % la ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos – de acuerdo con reportes de la propia secretaría de salud distrital en lo transcurrido de marzo – para el alcalde de la ciudad, Jaime Pumarejo, no es tiempo de ajustar medidas de control como el pico y cedula, la Ley Seca o el toque de queda, aplicadas en circunstancias anteriores por el repunte de casos positivos y muertes, situación que hoy también es evidente en pequeños municipios o ciudades intermedias de la región Caribe, como es el caso de Ciénaga, en el departamento del Magdalena, donde los registros oficiales dan cuenta de entre 5 y 7 fallecimientos por día y más de 80 casos positivos.

“Lo que estamos viendo es un relajamiento de las medidas de autocuidado. Es decir: la gente pensó que de alguna medida la llegada de las vacunas era para relajarse un poco, y otros por la interacción social en carnavales y otros eventos. Vemos que la fatiga, el cansancio o causas similares hacen que la gente pierda el cuidado”, de acuerdo con el alcalde Pumarejo, quien insistió en responsabilizar a la indisciplina social.

“El primer llamado o implementación que tenemos que hacer es la propia y saber que estamos muy cerca de vacunar a nuestros seres queridos, las personas mayores y con comorbilidad, y les debemos a ellos un poco de paciencia… Hay que seguir utilizando el tapaboca, haciendo el lavado de manos, usar el alcohol y cuidar el distanciamiento físico”, anotó en entrevista radial concedida a Emisora Atlántico.

En materia de salud pública, dijo que Barranquilla hoy amanece con camas disponibles y se van a volver a abrir aproximadamente entre 20 ó 30 camas UCI que estaban en intermitencia porque no eran necesarias.  “Estamos también trabajando para ampliar el sistema de bloqueo epidemiológico y no creemos por estadística que eso suponga en este momento una crisis de salud pública porque tenemos suficientes Unidades de Cuidados Intensivos, camas hospitalarias, sistemas de muestreo y de operación, por lo que les pedimos que no es momento de bajar la guardia porque no los queremos ver llegar a las UCI”, recalcó.

Al ser consultado sobre si tampoco cree necesaria la adopción de medidas que restrinjan específicamente la libre circulación de las personas, el alcalde Pumarejo respondió:

“Yo tomo las medidas con base en los datos y lo que indican los expertos. Y lo que hemos dicho a las personas que quieren especular con las medidas o con el tipo de control que se debe hacer, es que el contagio está ocurriendo y sigue ocurriendo en la casa, en las fiestas y el relajamiento. Más del 75 % ocurre en la casa y un  porcentaje adicional en los relajamientos sociales. Así que lo primero que hay que hacer es mirar hacia dentro de nuestros hogares y dejar de culpar al transporte público porque en ese transporte todos van con el tapabocas puesto. Ahí no está el contagio y tampoco lo está en la calle o el colegio; está cuando me relajo y me quito el tapabocas

La decisión de ir a un comercio que no brinde las medidas de bioseguridad también debe ser personal y es posible denunciarlo a la línea Covid para actuar en esos establecimientos públicos. Sí le hemos pedido a la Policía que intensifique los patrullajes para que aplique mayores controles en los barrios, por ejemplo, para contrarrestar las fiestas y aglomeraciones públicas”.

Al tiempo, explicó que mantienen la estrategia de seguimiento y monitoreo con un equipo de expertos para revisar día a día el comportamiento de la pandemia.

“Siempre estamos revisando cuales son las medidas para controlar el virus. Tomaremos medidas cuando sea necesario y revisamos a diario los indicadores pero les recordamos que no es momento de hacer fiestas…ya hemos nadado tanto y no nos ahoguemos en la orilla”, precisó.

La alternancia educativa

La alternancia educativa que avanza en la ciudad es otro de los temas que preocupa por igual al sector del magisterio y los padres de familia. Según voceros del gremio docente, en el departamento del Atlántico ya han fallecido 50 profesores por Covid-19.

Esto opina el alcalde Pumarejo sobre el particular:

“Cuantos ciudadanos han muerto y, además, esos maestros murieron en los colegios o murieron por otras razones. La gran mayoría no murió por haberse contagiado en el colegio porque la alternancia no había comenzado. Hacemos un llamado a los maestros para que se unan porque hoy la mayoría de colombianos tiene que salir a trabajar y cuidarse. Le hemos pedido a los maestros que tienen comorbilidades o avanzada edad que no tienen que concurrir a las clases presenciales, pero al que puede le pedimos que no haga de esto una batalla política y que salga y se ponga la mano en el corazón y  entienda que en este momento histórico Colombia requiere de ellos porque los niños deben volver a clase – pero entendiendo que no los podemos obligar – aunque sí nos aseguramos que tengan todas las condiciones. El colegio no es un foco de contagio si están todas las medidas de bioseguridad. También los profesores dentro de muy poco serán vacunados”.

Por : Freddy Gutiérrez B.

editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts