DestacadosLocales

Acciones para recuperar la confiabilidad en el puerto de Barranquilla

Parte del futuro del puerto de Barranquilla quedó definido con el nuevo contrato entre Cormagdalena y Findeter, por un término de 12 meses, y una suma de 56.300 millones de pesos.

El objeto del contrato es garantizar los trabajos de dragados en el canal de acceso a la zona portuaria de Barranquilla; a la que le corresponderán 28 mil millones de los recursos; 19 mil millones para el tramo entre Barrancabermeja – Pinillos, y en el Canal del Dique, 9 mil millones.

Estos recursos hacen parte de las Vigencias Futuras que aprobó el Gobierno Nacional para la recuperación del canal navegable del Rio Magdalena, entre el puerto petrolero y la desembocadura en el sector de Bocas de Ceniza.

Al término de este 2020, el balance del contrato del dragado chino, es negativo, ya que, “el calado no se ha obtenido ni un solo día”, como lo cuestionó la Bancada Caribe del Congreso de la Republica, ocho meses después del inicio del dragado, con respecto a los términos contractuales:

“El contrato tiene como objeto el mantenimiento del canal navegable en su totalidad a través de la remoción de hasta 1.865.000 m3 de sedimento que deben permitir, según el canal de diseño, que se establezca un calado óptimo de 10,20 metros”, recordó la Bancada en ese entonces.

Al mismo tiempo que el director de Asoportuaria, Lucas Ariza, celebra la noticia del nuevo convenio entre las dos entidades, surgen los cuestionamientos acerca de la recuperación de la confiabilidad del puerto de Barranquilla, luego del crítico año de desvíos de embarcaciones, que no podían ingresar al canal de acceso, por el bajo calado.

“Los clientes están perdiendo confiabilidad en el puerto local que requiere de una draga robusta para estabilizar el canal de acceso”, consideró el director de Asoportuaria.

Por tal razón, lo gremios de portuarios han pedido en primera instancia que se corrija en el 2021 los resultados que dejó el saliente contratista Shangai – Ingecon, que estuvieron lejos de garantizar un calado y navegabilidad óptima, y que por el contrario cierran el año con el pésimo calado de 8,7 metros, lejanos a los 10,2 metros establecidos en el contrato.
Por el momento, los portuarios, la Dimar y especialistas del comportamiento del río Magdalena y el canal de acceso al Puerto de Barranquilla, esperan resolver, en sus mesas de trabajo, los términos de referencia para el contrato 2021.

Por: Adriana Ricardo

editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
editor Editor
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts